Home > Agroecologia > Una nueva Declaración de los Pueblos aporta una interpretación común sobre la Agroecología

La Via Campesina, MaB, MAELA, ROPPA, WFF, WFFP, WAMIP, IPC

(Harare, 18 de marzo de 2015) “La agroecología es política, nos exige desafiar y transformar las estructuras de poder en la sociedad. Debemos poner en manos de los pueblos que alimentan el mundo el control de las semillas, la biodiversidad, la tierra y los territorios, el agua, los saberes, la cultura y los bienes comunes”, reza la Declaración del Foro Internacional sobre Agroecología.

Más de 200 personas participaron en el Foro, celebrado en Nyéléni, Mali, del 23 al 27 de febrero de 2015, representantes de organizaciones de hombres y mujeres campesinos, pueblos indígenas, trabajadores agrícolas, pescadores artesanales y nómadas pastoralistas, así como consumidores y otros pobladores urbanos. Se reunieron para construir estrategias conjuntas de promoción de la agroecología y de protección ante los intentos de cooptación por parte de las corporaciones.

La Declaración, disponible en inglésespañolfrancés, hace un llamado por una transformación inmediata basada en la producción de alimentos genuinamente agroecológica por los hombres y mujeres campesinos, pescadores artesanales, agricultores urbanos, etc. “La agroecología ha sido siempre esencial para la humanidad porque permite a los productores de alimentos ser autónomos y consolida la base de la soberanía alimentaria”.

Los participantes alertaron que “la agroecología se encuentra en una encrucijada”. La Declaración señala que “muchas instituciones multilaterales, gobiernos, universidades y centros de investigación, algunas ONGs, corporaciones y otras instancias [han finalmente reconocido] la agroecología. No obstante, han intentado reducir el concepto a una mera propuesta de tecnologías para ofrecer algunas herramientas que suavizan la crisis de sostenibilidad de la producción alimentaria industrial sin desafiar las estructuras de poder existentes”.

El argumento de la Declaración prosigue así: “Esta cooptación de la agroecología para “maquillar” el sistema alimentario industrial y ofrecer un discurso ecologista de cara a la galería recibe varios nombres, entre ellos “agricultura climáticamente inteligente”, “intensificación sostenible o ecológica”, producción industrial de monocultivos de alimentos “orgánicos”, etc. Para nosotros, esto no es agroecología. Rechazamos tales calificativos y lucharemos en denunciar y frenar esta apropiación insidiosa de la agroecología”.

“Las soluciones reales a las crisis del clima, de la malnutrición, etc., no pasan por conformarnos con el modelo industrial. Debemos transformarlo y construir nuestros propios sistemas alimentarios locales que crean nuevos vínculos urbanos y rurales basados en la producción alimentaria genuinamente agroecológica por parte de los campesinos, pescadores artesanales, pastoralistas, pueblos indígenas, agricultores urbanos, etc. No podemos permitir que la agroecología sea una herramienta del modelo de producción alimentaria industrial: la entendemos como la alternativa esencial a ese modelo y como el medio de transformar la manera en que producimos y consumimos los alimentos en algo mejor para la humanidad y nuestra Madre Tierra”.

En palabras de Andrea Ferrante, (Italian Association of Biological Farmers (AIAB) y La Via Campesina), la respuesta a cómo alimentar el mundo reside en la agroecología: “queremos un modelo que se base en nuestros saberes y nuestra manera de vivir, no en el petróleo o en las falsas respuestas del mundo industrial. Nos preocupa el futuro de nuestros hijos”.

Los participantes del Foro elaboraron un plan estratégico de nueve objetivos principales con numerosas metas para cada uno de ellos con el fin de dar efecto a las reivindicaciones políticas, sociales y económicas de los productores de alimentos. El plan de acción prioriza el papel de la mujer, ya que la lucha contra las desigualdades de género es esencial en la agroecología. Para María Noel Salgado, del Movimiento Agroecológico de América Latina y el Caribe(MAELA), la agroecología ha sido practicada durante siglos y representa mucho más que un simple sistema de producción: “es un estilo de vida, una manera de actuar que respeta el medio ambiente y  facilita el sustento de vida e ingresos para la mayoría de los productores de alimentos con un modelo en el que las mujeres siempre han desempeñado un papel clave”.

El plan de acción también incluye instaurar economías locales, compartir saberes y forjar alianzas entre los diversos sectores.

Estos sectores defienden su legitimidad para conducir la agroecología hacia el futuro, ya que “los hacedores de políticas no pueden hacer avanzar la agroecología sin nosotros. Deben respetar y respaldar nuestros procesos agroecológicos en lugar de seguir apoyando las fuerzas que nos destruyen”. Igualmente, hacen un llamado a los pueblos a que se sumen a su tarea colectiva de construir entre todos la agroecología como parte de las luchas populares por un mundo mejor basado en el respeto mutuo, justicia social, equidad, solidaridad y armonía con la Madre Tierra.


PARA MÁS INFORMACIÓN:

Ibrahima Coulibaly, CNOP-LVC, + 22366761126i_ibracoul@yahoo.fr (francés e inglés)

María Noel Salgado, MAELA, +59899762883maria.noel.salgado@gmail.com (español)

Andrea Ferrante, AIAB-LVC, +393480189221a.ferrante@aiab.it (inglés, español, francés e italiano)

Judith Hitchman, Urgenci, +33 680600391hitchman@club-internet.fr (inglés y francés)

Sitios web:

http://www.foodsovereignty.org/

http://www.viacampesina.org

Questo sito utilizza cookie, anche di terze parti, per fornire un'esperienza web migliore e per fini statistici.